La lectora profesional

Perdida – Gillian Flynn

Imaginemos que estamos leyendo una entrevista en alguna publicación para escritores que esté de moda.

Pregunta: ¿qué hace falta para una historia de suspense?
Respuesta: Muerte, asesino, pistas y final sorprendente.

Pero todo eso no construye una buena historia. Y Perdida lo es.

Es original en la forma y en el fondo, en la composición y en los resultados, en las voces que son una y tantas. ¿Quién puede decir que seamos siempre los mismos y verdaderos?

Y es original en la combinación de tópicos y en los retorcidos giros que parecen naturales hasta la segunda vuelta. ¿Cómo puede resultar lógico un asesinato? Es escandaloso, es obsceno, es buena literatura.

Moraleja: No quiero ser un personaje de novela comercial, no quiero ser un cliché, no quiero que mis frases no parezcan mías. Quiero ser auténtica. Aunque tenga que asesinar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto:

0