Cargando Eventos

« Todos los Eventos

  • Este evento ha pasado.

El Árbol de las Escuelas

julio 4

EL ÁRBOL DE LAS ESCUELAS: un lindo camino de la semilla al fruto

Solo quedan 2 días para terminar el crowdfunding así que voy a ir directa al grano.

 

El increíble Miguel Ángel Martínez Venegas, una persona cuyo corazón le explota en cada fotografía o vídeo que produce, dirige este documental sobre los 40 años de Escuelas Infantiles Municipales (EIM) de Granada.

Toda la información está aquí. No me gusta nada repetirme, así que lo que quiero destacar es lo importante… ¿qué digo? ¡Lo imprescindible! que es interpretar nuestro entorno y nuestras circunstancias como lo hace Miguel. Ver las oportunidades, las motivaciones, las fuerzas positivas que generan experiencias humanas, enriquecedoras y sanadoras.

Él, su mirada, sus palabras están poniendo de relevancia de una manera bella (y la belleza, señoras y señores, es necesaria) este proyecto que lleva resistiendo y luchando desde el principio, y aunque con todas las cosas mejorables, es un modelo a seguir y promover.

Mi hijo mayor, Elrik, ahora en el Gómez Moreno, pasó en la EIM Luna (Casería de Montijo) los 3 y 4 años. Una experiencia significativa, por los presupuestos pedagógicos y la idea de comunidad educativa, es decir, la consciencia de que nuestrxs pekes son el aspecto protagonista de esta realidad, pero que ningún sistema puede funcionar, es decir, ninguna semilla puede dar sus frutos, si no estamos el resto de agentes implicados y disfrutando de este proceso.

Desde entonces, entiendo la maternidad como militancia. Vivo mi responsabilidad como madre más allá del entorno doméstico, y por supuesto, lejos del curriculum institucional. Nuestras acciones cotidianas, nuestra participación en el AMPA, nuestros deberes y derechos respecto al centro educativo y su gestión, son el ejército del camino propio y autónomo de nuestrxs peks. Esa es la labor de acompañamiento que más necesaria veo en mi maternaje público.

 

Nunca olvidaré a mi padre, en una representación teatral, allá por 1984, con una máscara teatral, opaca, ciega, de porcelana, representando a un profesor de la vieja escuela dormido en el aula mientras que el alumnado se levantaba y danzaba al ritmo de The Wall, de Pink Floyd . Ese fue mi primer pinito en escena (pasaba con un cartel en lo alto que decía: “We don’t need your education”). Los 80s.

Si me pareció necesaria y emocionante su producción Reina , sobre la partera que acompañó el parto de sus hijxs, igualmente necesaria y motivadora me parece la existencia de este “árbol”. Hay muchas campañas de Crowdfunding, pero apoyar las que hacen historia, al narrar la intrahistoria, es una labor de resistencia y micropolítica que queda en nuestras manos. Esta historia, la nuestra, la tenemos que contar nosotrxs. Pronto podremos recoger los frutos.

Detalles

Fecha:
julio 4